¿Cuánto vale mi página web?

Venta pagina WebLos sitios y páginas Web como un activo más de las empresas o bien como elementos independientes o negocios propios en sí mismos son una realidad hoy en día desde el punto de vista de que son espacios de comunicación, escaparates e imagen de la empresa y nuevos canales de comercialización y de interacción con los usuarios, clientes, compañeros y colaboradores.

Como todo activo, virtual o no, se convierte en un elemento susceptible de ser comercializado, es decir, de ser adquirido y vendido. El problema que suscita este tipo de activo es que no es un elemento tangible y palpable físicamente por lo que se hace muy difícil el poder determinar y poner un precio objetivo para su comercialización.

Cuando se evalúa un bien tangible, por ejemplo, una instalación, una nave industrial o una máquina, siempre hay algo físico que ayuda al proceso mental a poder evaluar elementos

básicos para estimar su valor como podrían ser el tamaño o volumen, la complejidad, lo caro/barato de los materiales, el volumen de horas de trabajo o el coste global del conjunto, la especialización o el volumen de los profesionales necesarios para llevarlo a cabo, pero… ¿Cómo afrontar esto mismo con algo que no se puede ver ni palpar?

A continuación exponemos una serie de elementos a considerar cuando se evalúen estos activos desde el punto de vista de la Creación, del Negocio y del Mercado.

VALOR DE CREACIÓN

Toda página o espacio Web posee un desarrollo detrás que es el que le ha dado vida contemplando desde las horas del diseño, las de programación, la documentación, pruebas, el hardware, etc.

Cuando esta creación ha sido realizada por un tercero al cual se le ha remunerado, está claro que se han generado una serie de pagos justificados con facturas y que están contabilizados, esta información puede proporcionar una idea de cual puede ser su cuantía y con ello obtener un Coste de Creación.

Cuando esta creación ha sido realizada por uno mismo este coste se relativiza ya que no todas las horas han sido productivas, hay que descontar todas aquellas horas que se le ha dedicado al aprendizaje y todas aquellas otras que se han tenido que emplear en rehacer por no haber estado bien hecho el trabajo.

El aprendizaje tiene un coste que no aporta valor añadido al resultado sino que sólo aporta experiencia al que aprende.

El Coste de Creación es el Coste Total calculado aplicándole un porcentaje que exprese cuánto de este coste dedicado ha sido realmente productivo y ha generado valor añadido para el sitio o página Web.

VALOR DE NEGOCIO

Este dato reflejaría el valor que los posibles compradores estarían dispuestos a pagar en función del volumen de negocio que la página es capaz de generar por sí misma, sus contenidos o enlaces, en este grupo contemplaríamos conceptos como:

Número de visitas. Cuántas visitas recibe la página, cual sería su coste si tuviera que pagar la publicidad o los enlaces para obtener este número de visitas.

Ingresos por enlaces. Cuál es el volumen de ingresos que puedo obtener o se obtiene por medio de los visitantes con la utilización de publicidad, banners, enlaces a otras páginas ubicados en la página o sitio Web, etc.

Negocio generado. Qué volumen de negocio se mantiene y es contratado por medio de la Web, qué diferencia de beneficio se obtendría de los productos y/o servicios vendidos por la Web frente a los mismos productos y cantidad comercializados por un canal tradicional. Qué acuerdos existen suscritos con los clientes, que ingresos se reciben a través de ellos.

Valor de Renovación y Mantenimiento. Qué diferencia existe entre el mantener actualizada esta página o sitio Web en los próximos años (ejercicios) en los que se va a realizar su explotación (tiempo de amortización de la inversión) incluyendo sus costes de mantenimiento, si se comparase frente a la creación de nuevo desde cero del sitio con costes de valor actual.

VALOR DE MERCADO

Éste es el valor más difícil de estimar porque depende del contexto de la situación y no del activo (la página o sitio Web) en sí mismo, ya que son conceptos tales como:

Exclusividad. Cuántas páginas hay en el mercado que ofrecen un contenido similar.

Posicionamiento. Cuál es el posicionamiento o la imagen frente al resto de páginas de la competencia.

Barreras de Entrada. Cuál es el coste de entrada o las barreras de entrada para poder ofrecer estos servicios.

Oportunidad. Cuál es el valor atribuible según la oportunidad en este momento, qué valor de negocio se pierde en el tiempo (“Time to Market”) por no tener listo el sitio Web para afrontar el negocio hoy mismo. 

¿CÓMO OBTENER UN VALOR FINAL?

Para realizar el cálculo del valor de partida para ofertar la venta se debería tomar el Valor del Negocio el cual puede ser multiplicado por un factor en función del resultado que se obtenga del Valor del Mercado.

El Valor de Creación debería servir para poder evaluar cuan provechoso ha sido el negocio de crear la página o sitio web y también para evaluar si vale la pena o no la venta.

Al término de tanto cálculo, cuál es el valor final, pues…. El valor que el cliente comprador esté dispuesto a pagar y que se corresponda con un valor dentro de la “horquilla” que el vendedor esté dispuesto a aceptar según sus expectativas de ventas. 

Realmente realizar este ejercicio por parte del vendedor a la hora de poner un precio sirve para que el vendedor “no pierda el norte” por muy involucrado personalmente que pueda estar en el tema y pueda realizar un cálculo estimativo de forma objetiva al mismo tiempo que pueda hacerse a la idea de si lo que puede llegar a pedir a los compradores y que estos estén dispuestos a pagar” compensa o no el hecho de vender el sitio o simplemente lo más rentable es continuar explotándolo o bien la decisión sea cerrarlo sin más o esperar a que muera por falta de actividad.

*** Si te interesa el tema te recomiendo este otro post  ***

https://peritoit.com/2013/10/17/cuanto-vale-o-cual-es-el-precio-de-un-dominio-web/

 

Anuncios

Acerca de Rafael_L_R

Perito Judicial Informático y Director de Organización, Proyectos y Servicios TICs
Esta entrada fue publicada en Buenas Prácticas, Divulgación, Estándares y normas, Opinión, Todos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.