La Tasación Informática o Tecnológica, una actividad infravalorada.

calculadoraHoy en día cualquiera con una buena labor de búsqueda en Internet y unas cuantas tablas de referencia de precios se permite la licencia de realizar una tasación de bienes informáticos o tecnológicos (hardware, software e infraestructuras).

Evidentemente, tal saturación y exceso de atrevidos ofertantes hace que en este servicio se compita por precio y a la baja y en la proliferación de este fenómeno, a mi entender, existen dos presuntos culpables, por un lado, los intrépidos que sin conocimientos financieros o económicos se aventuran a realizar tasaciones simplemente porque tienen una buenas tablas de precios y, por otro lado, los clientes que creen que una tasación es un coste inútil que no sirve para nada, que en muchas ocasiones, es un trámite obligado por lo que hay que buscar pagarlo lo más barato posible.

En mi opinión ambos colectivos se equivocan porque no es lo mismo valorar que tasar.

Una valoración la puede hacer cualquiera sea técnico o no, simplemente expresando su opinión que es tan buena como la de cualquier otro.

 Una tasación, por el contrario, ha de ser una opinión objetiva, argumentada y demostrable, con criterios y parámetros de reconocimiento universal o de amplio uso, considerando no solamente los bienes como tales sino otro tipo de proyecciones que le permiten obtener o aportar a la tasación un mayor valor si cabe.

A la hora de establecer los criterios para una tasación es determinante conocer cual es el uso de la misma siendo claramente diferenciados los parámetros a considerar entre las posibles finalidades de la tasación:

    • Tasación para adquisición o compra.
    • Tasación para transferencia, la venta o el pago de deuda.
    • Tasación como activo para la recapitalización de la empresa, la fusión o división de empresas.
    • Tasación para liquidación o el concurso de acreedores.
    • Tasación para la indemnización o por daños y perjuicios

finalidad de la tasación

Un buen tasador ha de saber cuando y como aplicar los conceptos:

Tangibles

    • El valor objetivo tasable del bien, es el valor tangible.
    • El valor de oportunidad, valor de restitución o reemplazo.
    • El valor de los flujos de retorno de contratos y licencias.

Intangibles

    • El valor del mercado, evolución, continuidad, posicionamiento y proyección.
    • El valor global de marca y nombre comercial.
    • El valor del conocimiento y del capital intelectual.

 Y como al final siempre puede aparecer alguien dispuesto a hacer una valoración en su leal saber y entender (esté o no esté cualificado para ser tasador), como clientes, exijan junto con el informe pericial de la tasación un certificado de la misma sellado por el colegio o asociación profesional que ampare al perito así, al menos, siempre tendrán un certificado que acredite el valor de la tasación y el criterio del perito por pobre o escaso que este haya sido.

Anuncios

Acerca de Rafael_L_R

Perito Judicial Informático y Director de Organización, Proyectos y Servicios TICs
Esta entrada fue publicada en Buenas Prácticas, Divulgación, Estándares y normas, Opinión, Todos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.