¡A mí no me pillan! ¡He borrado mis datos! ( Desgaussing o Eraser )

En la actualidad, en vías de una mayor simplicidad y rapidez, la gran mayoría de los sistemas operativos cuando eliminan un fichero simplemente lo marcan como borrado pero su espacio de disco queda todavía reservado con la información por lo que el usuario puede recuperar fácilmente el fichero.

Si además el usuario fuerza el borrado definitivo simplemente marcan el fichero como eliminado y la zona que contiene los datos como vacía. No obstante, la realidad es que los datos quedan sin ser alterados en el soporte físico (disco) que los contiene en espera de ser

sobreimpreso a causa de que algún otro archivo utilice este espacio marcado como vacío, mientras tanto, el archivo eliminado podrá ser recuperado sin problemas.

Aunque se sobreimprima información encima o se formatee el disco, todavía existe la posibilidad de recuperar información con software y herramientas especializadas utilizadas a menudo por los peritos forenses o por las empresas especializadas en la recuperación de datos.

Así pues, ya estamos viendo que la afirmación…

¡A mí no me pillan!   ¡He borrado mis datos!

No es tan acertada como en un principio pudiera parecer.

Entonces… ¿Cómo garantizar que la información no va a poder ser recuperada sin tener que destruir el dispositivo?  Existen dos vías posibles, el borrado físico y el lógico.

  • Borrado Físico con Desmagnetizadores. Desgaussing

Atendiendo al mismo fenómeno físico de funcionamiento del disco que trabaja por magnetización de las partículas metálicas de la superficie de los discos duros para el guardado de la información, el desmagnetizador (degaussing) de discos lo que hace es someter el disco a un fuerte campo magnético que destruye toda la información contenida por medio de la polarización de la información con lo que se destruye el vínculo de codificación entre los bit’s de datos.  El disco NO suele quedar servible par aun nuevo uso ya que las descargas suelen generar daños internos en los cabezales y las pistas (*) .

  • Borrado Lógico por medio de Software Especializado. Eraser.

Este método consiste en sobreimprimir la información contenida en el disco por información inservible o incoherente que no puede ser reconstruida. Existen muchos métodos basados en diferentes patrones y número de pasadas de grabado para llevar a cabo este trabajo de sobre impresión, los más conocidos son:

    • One Pass Zeros: Elimina información dando una sola pasada y sobrescribiendo información con ceros.
    • One Pass Random: Como el método anterior pero con caracteres aleatorios.
    • US DoD 5220.22-M: Método de borrado introducido por el Departamento de Defensa de los EE.UU. Consiste en sobrescribir con un valor fijo en una pasada, bien sean ceros o unos,  seguidamente se sobrescribe su valor complementario y, finalmente, se sobrescribe con valores aleatorios una vez más.
    • German VSITR: Sistema de borrado de 7 pasadas por sector.
    • Russian GOST P50739-95: Sistema de borrado de 5 pasadas por sector.
    • Gutmann: Sistema de borrado en el que se realizan 35 pasadas por sector.

Evidentemente, cuantas más pasadas se realicen, mas lento será el borrado, menos posibilidad de recuperación habrá, más desestructurada e ilegible estará la información contenida y susceptible de ser reconstruida.

Si se utilizan sistemas de borrado por medio de software mi recomendación personal es no utilizar ningún método que no garantice, al menos, tres pasadas por sector y si los temas son muy sensibles entonces realizar de cinco pasadas en adelante.

(*) Mi agradecimiento al Sr. Oriol Farré ( www.martinyale.es ) como experto y comercializador de este tipo de dispositivos especializados que ha tenido la amabilidad de corregirme sobre la posible utilización posterior de los discos una vez han pasado por un proceso de “Desgaussing”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Divulgación, Opinión, Seguridad Informática, Todos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.